© HERMANAS FRANCISCANAS PENITENTES
RECOLECTINAS DE LA INMACULADA CONCEPCION DE MARÍA
Derechos Reservados / ® 2007
Powered with Macromedia Flash MX
Macromedia Dreamweaver MX
 
 
MADRE MARÍA JOSÉ DE JESÚS
BREVE HISTORIA DE LOS INICIOS DE LA CONGREGACION DE LAS HNAS, FRANCISCANAS PENITENTES RECOLECTINAS DE LA INMACULADA CONCEPCION DE MARIA

A fines del siglo XVIII, todas las Religiosas en Bélgica y Francia fueron expulsadas de sus conventos, producto de la Revolución Francesa, a ellas se les obligó regresar a casa de sus familias. Sin embargo y a pesar de estas lamentables medidas para con las Religiosas, algunas de ellas lo que más deseaban era seguir con su vida religiosa, entonces emprendieron su viaje en 1797 y llegaron a una ciudad de Holanda llamada Bokhoven

El Reverendo Padre Linus van der Heyden , tío de la Madre María José, recibió a estas Religiosas, también con la particularidad por la situación política de ese tiempo que podía tomar personas en su casa bajo el título de sirvientas. Ellas aceptaron vivir así para poder comenzar. Pero el Padre Linus tenía otra idea,..... pidió a su hermana carnal en la ciudad de Waalwigk que recibiera a estas hermanas en su casa, fue así que todo el pueblo se alegró de poder tener entre ellos a estas hermanas.

Después de un tiempo ellas se fueron de Waalwigk a vivir a otro pueblo más chico llamado Besoyen, pero aquí se unieron dos Hnas. más que también habían sido expulsadas, vivieron muy pobres, no tenían nada, supieron lo que era el hambre y el frío, incluso algunas hasta se enfermaron.

Este grupo de Religiosas se pudo organizar y fueron capaces de retomar su vida como comunidad religiosa. Fue aquí el 25 de Enero del año 1800 que estas Hnas. aceptaron a María Raaymakers, (Madre María José de Jesús) sobrina del Padre Linus, como su primera Novicia.

El objetivo de estas Hnas era hacer algo más grande y fue así que empezaron con un pensionado de Señoritas.

En Noviembre del mismo año 1800 en una tempestad de viento, comenzó el gran viaje hacia Dongen para fundar allá este pensionado de Señoritas. Ellas encontraron un Señor muy pobre con su carruaje y un caballo en muy malas condiciones que a duras penas podía hacer este viaje, a pesar de las malas condiciones y las muchas dificultades igual quisieron iniciar este viaje y por fin llegarían a Dongen.

Aquí fueron recibidas por el Párroco del lugar y comenzaron con el objetivo trazado, un pensionado destinado a la educación de niñas y jóvenes.

En el año 1802, el 17 de Diciembre hicieron sus primeros votos cuatro Hnas. siendo una de ellas María Raaymaker, (Madre María José de Jesús).

Todavía en ese tiempo estaba prohibido vivir más de 21 personas en una misma casa. Entonces cuando llegaron más jóvenes a esta comunidad tenían que salir algunas Hnas. para fundar otra comunidad independiente de la comunidad de Dongen. El lugar elegido para esta otra comunidad fue Etten.

Madre María José de Jesús fue elegida Superiora y fundadora de la comunidad de Etten, en el año 1821, este convento empezó a florecer con muchas vocaciones.

El Obispo de Breda al ver el florecimiento y todo el bien que hacían, solicitó a la Madre María José de Jesús, empezar con otra comunidad en Roosendal a lo que la Madre María José accedió a dicha petición, pero ella tuvo siempre la intención de que cada comunidad que se fundara quedase unida a la casa matriz (Etten).

Ella se quedó un tiempo en Roosendal, pero a su regreso a Etten se encontró con la desagradable sorpresa, que no la dejaron entrar. Así ella regresa nuevamente a Roosendal y desde aquí son los comienzos de nuestra fundación. El 1º DE Septiembre de 1832, y como ella deseaba. “UNA CASA MADRE Y COMUNIDADES DEPENDIENTES DE ELLA”.

Madre María José establece la nueva Congregación en la Reforma de Limburgo, pero deriva también algunas cualidades de la vida de los primeros cristianos. Esta vida, en el siglo XIX, es fuente importante de inspiración para la vida religiosa. Con una posición abierta al tiempo en que ella vive, la Madre María José, además, es muy sensible a las necesidades de aquella época, entre otras cosas la falta de enseñanza y una formación cristiana profunda para la juventud. El objetivo de la Congregación, Enseñanza y Educación nacen de esto. Donde las Hnas. se establecen atraen a muchos miembros nuevos. La Congregación crece rápidamente, porque las nuevas fundaciones quedan unidas a la Casa Matriz, lo que es algo nuevo en este tiempo.

La Congregación apenas con diez años de existencia, envía las primeras Hermanas. Por lo que a las Religiosas Femeninas se refiere, fueron las primeras Hermanas Holandesas que fueron a trabajar en las Misiones. Atraviesan el Océano para ir a Curazao, (Antillas Holandesas) el 12 de Enero de 1842.

En el año 1856 llegan a Surinam y en 1961 a Chile.